sábado, 6 de septiembre de 2014

[OS] Idas y Venidas: Él


Él es idiota. Él es bipolar. 
Él es gracioso. Él es cariñoso. 
Él es infantil. Él es alegre. 
Él es detallista. Él es especial. 

Él es quejica. Él es descuidado.
Él es borde. Él es imprudente. 
Él es simpático. Él es dulce.

Él es olvidadizo. 
Tiene manías que no puedo soportar.
No he contado las veces que me ha dicho "te quiero" pero sé que son muchas.
Ve lo bello de la vida, en donde nadie más lo puede ver. 

Siempre está ahí, a cada momento, a mi lado. 
No me hace falta ser fuerte, él lo es por mí. 
No permite que llore, él consigue que ría incluso con la sonrisa rota.
Ni el cristal más fino se asemeja a lo transparente que puede ser cuando le miro a los ojos.

Hizo que mis latidos tuviesen sentido. 
Para cada lágrima, él tiene preparado una palabra para secarlas.
Él espera, nunca abandona.
Siempre está ahí, en el momento más inesperado y necesario.

Cuando le conocí, fue la primera vez que me enamoré de él. 
Aunque no lo admita, se preocupa demasiado por todo. 

Soy orgullosa y cabezota, 
pero si no es con él,
ni él es conmigo, 
que esos latidos se paren, 
porque ya no les encontraría sentido.

Que todos los demás le llamen como quieran: raro, precioso, sencillo, complicado, difícil, doloroso, verdadero, lamentable...
Todas las personas de este planeta le llamarían de cualquier otra forma,
pero siguen pasando los días y sigo sin encontrar la definición exacta de esto,
y no hay nada que se pueda definir mejor. 

Es inútil intentar que todos lo comprendan, 
porque nunca fue necesario definir un sentimiento 
tan pequeño
y a la vez tan grande,
solo hace falta sentirlo. 


Image and video hosting by TinyPic

No hay comentarios:

Publicar un comentario