lunes, 29 de diciembre de 2014

[OS] MýthosMyytti: Grandes mitos griegos II


La caja de Pandora

En aquella época, no había mujeres sobre la Tierra, sino solo los hombres que Prometeo había modelado. Los dioses pensaron en crear una mujer tan hermosa que los hombres creyeran que solo podía proporcionarles alegrías..

Pandora de Jules Joseph Lefebvre
Pandora de Jules Joseph Lefebvre 

Los dioses podían superar la obra de Prometeo al crear al hombre y así lo hicieron. Hefesto modeló en arcilla la figura de una virgen y Zeus le dio la vida. Luego, el resto de los dioses le dieron parte de su hechizo:

  • Afrodita le dio belleza, encanto y sensualidad.
  • Hera la dignidad y dulzura femeninas .
  • Hermes la dotó de un habla suave y palabras zalameras.
  • Las Musas le enseñaron a entonar dulces canciones.
Los propios dioses no pudieron dejar de amar a la doncella y la llamaron Pandora, es decir, "la que tiene todos los dones".

Antes de que los dioses abandonaran a Pandora en el mundo mortal, pusieron en sus manos una caja de oro perfectamente labrada, pero le prohibieron abrirla jamás para ver lo que había dentro. La muchacha aceptó porque se sentía feliz de llevarse un regalo divino a su morada terrestre.

Pandora y la caja
Pandora y la caja

Pandora partió en busca de Epimeteo, que había ido a vivir entre los mortales, porque era el marido que le habían escogido los dioses. Esta elección se debió a que Epimeteo no era tan sabio como Prometeo y no sería capaz de ver el futuro que le esperaba.. Así que, Epimeteo no dudó en casarse con la doncella. 

Pandora se sentía muy satisfecha en la Tierra. No sentía nostalgia de los palacios de los dioses. Naturalmente, no había olvidado la grandeza del Olimpo, por eso intentó embellecer tanto como pudo la casa de Epimeteo. Pero no había un objeto terrestre tan bello como aquella caja proporcionada por los dioses, y como no trabajaba, echaba horas y horas pensando en aquella cajita de oro. 

Un día, cuando estaba sola, se le ocurrió la idea de levantar la tapa de la caja para echar un vistazo al contenido. No podía ocurrir nada malo si volvía a cerrar la caja con rapidez. Fue un momento emocionante. Con dedos temblorosos la muchacha abrió el cierre y oyó un murmullo parecido al de los insectos. Se llevó las manos a la cara y unas suaves alas invisibles le rodearon las mejillas. Pero cuando levantó realmente la tapa, observó que la caja estaba vacía. 

Pandora se enfureció, sentía que los dioses se habían burlado de ella. Cuando llegó su marido a casa le confesó que había abierto la caja y le preguntó para qué servía una caja vacía. 

Epimeteo se enfureció por la imprudencia de su mujer. La culpó por su desobedencia a los dioses y discutieron ferozmente por primera vez. 

Pandora, primera mujer de la Tierra
Pandora, primer mujer de la Tierra

Entonces, la pareja descubrió que la caja no había estado realmente vacía. De ella habían escapado miles de espíritus horribles que ahora estaban rondando la casa y que se lanzaban al mundo por las ventanas. 

Eran los espíritus del mal, de las palabras duras (como las que habían tenido Pandora y Epimeteo durante su discusión), de la incomprensión, del dolor, de las enfermedades y de cosas futuras más espantosas aún. Esta era la venganza de los dioses contra los humanos. 

Pero después de todos los espíritus malignos que escaparon de la caja de Pandora, quedaba uno: la esperanza. Zeus, apiadado de la raza humana, se la había dado al mundo para que en medio de todos los dolores.. La vida no se hiciera insoportable. Y la esperanza llevó la paz a los corazones de los mortales y ayuda aún hoy a los hombres a soportar sus desdichas. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario