lunes, 30 de noviembre de 2015

[RCi] Ocho Apellidos Catalanes

Los tanques por Las Ramblas


Repitiendo fórmula.
Repitiendo fórmula.
"Todas las parejas tienen altibajos, Rafa y Amaia pasan por uno que les lleva a romper su relación y separarse. Cada uno sigue adelante, él vuelve a Sevilla, donde intenta suplir el vacío que le ha dejado ella, sin lograrlo.

Cuando Koldo se entera de que su hija se va a casar con un catalán, le hace una visita a Rafa, que al enterarse del futuro enlace decide ir a Cataluña para intentar recuperar a Amaia. Allí se encontrará a un novio algo excéntrico, una boda por todo lo grande y hasta un pueblo que ha declarado la independencia del estado español sin avisar a nadie... cosas que harán que la situación sea una amalgama de malentendidos que deberán superar..."

Koldo liándola parada en Sevilla.
Koldo liándola parada en Sevilla.

"Ocho Apellidos Vascos" fue un boom, lo petó en taquilla y la gente acudía en masa al cine para verla (en muchos casos, más de una vez). Y como todo gran éxito, su paso natural era el de ser explotado en forma de secuela, esto se hace básicamente para sacar tajada, y normalmente solo hay dos resultados posibles: que se repita el éxito (algo que rara vez sucede) o que se carguen lo que se hizo bien y salga una secuela que deje bastante que desear.

Ocho Apellidos Catalanes es algo extraño a caballo entre estas dos opciones, es decir, no ha estropeado nada de lo heredado por su precuela pero tampoco creo que sea el gran éxito que fue la primera parte. La historia es sencilla y bastante plausible, no me ha parecido que sea algo que se hayan sacado de la manga porque sí, que en realidad si ha sido así xD, pero a lo que me refiero es que por lo menos no se han sacado alguna gilipollez sin sentido para justificar la trama (lo que pasa entre Rafa y Amaia para que rompan, es algo que le puede pasar a cualquier pareja). La película tiene sus momentos graciosos, a mí me ha encantado el personaje de Koldo, de hecho creo que sin él... estaría hablando más mal de este film. El problema es que ha perdido frescura, hay demasiados vacíos entre esos momentos graciosos y se resiente hasta el punto de aburrir en más de una ocasión. La causa de esto creo que ha sido la parte catalana de los protagonistas, con esto no quiero decir que Berto o Rosa María Sardá hayan hecho un mal papel (de hecho creo que lo hacen francamente bien), el problema es que sus personajes no me hicieron gracia... en ningún momento... CERO GRACIA.

No sé si estos personajes estaban pensados en su origen para resultar apáticos o incluso odiosos, pero el caso es que yo los he sentido así y me han sacado mucho de la atmósfera que destilaban los personajes que repiten de la anterior entrega. El apartado técnico es un calco de la precuela, y eso es algo bueno, incluso me han llamado la atención algunos planos a cámara lenta y algún que otro travelling muy bien hechos (aunque no me suelo fijar mucho en este tipo de cosas... pero como dije antes, hay partes muy aburridas y en algo me tenía que entretener :p).

En conclusión, Ocho Apellidos Catalanes me ha decepcionado un poco, la sensación que me ha dejado es que si hubiese sido "Ocho Apellidos Vascos 2"... me habría gustado mucho más.

Este personaje no tiene ninguna gracia.

No me gustó Ocho Apellidos Vascos, no me esperaba gran cosa de Ocho Apellidos Catalanes, y no me equivocaba. La palabra que define estas dos películas es: flojas.

No entendí la fama de la primera, me pareció una españolada más que tira del humor más ridículo y absurdo y una más de la serie Bienvenidos al Sur, Bienvenidos al Norte... Con la diferencia de que le cambian el nombre para que no se note tanto que siguen en el mismo esquema. Pero es que el caso de esta película es especial, ya que es la máxima exposición de la falta de vergüenza y ridiculez capaz de mostrar nuestro cine.

Una gran actriz como es Rosa María Sardá queda relegada a un papel de lo más patético, con diálogos tan necios que hacen que pierda toda la buena interpretación que esta mujer puso en su personaje. Berto Romero ya es el ejemplo absoluto de no tener sentido del ridículo, y en este caso, hasta parece que le falta un poco de dignidad. Clara Lago le pega el papel que hace, porque la mala hostia y la bordería la tiene de serie y Rafa es tan burdo y aburrido como Dani Rovira.

Si alguien destaca sobre todos, es Karra Elejalde porque se cree y vive su papel. Hace poco dijo en una entrevista que él modificaba enteros sus guiones, para hacerlos más suyos y más creíbles, y supongo que en esto radica su buena interpretación y que su personaje sea el único que hace gracia y consiga transmitirte algo que no sea asco.

Tanto esta, como la anterior, podría vivir perfectamente sin verlas. No se la recomiendo ni a mi peor enemigo.

Cuando tu ex conoce a tu futuro marido.
Cuando tu ex conoce a tu futuro marido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario