domingo, 3 de enero de 2016

[RCi] Star Wars Episodio IV: Una Nueva Esperanza

Utiliza la Fuerza

La que sentó las bases.
La que sentó las bases.
"El Imperio que domina el universo, persigue una pequeña nave donde cree que se esconde una de los líderes del movimiento rebelde que lucha por restaurar la antigua República, la princesa Leia. Una vez interceptada la nave, las tropas imperiales comienzan el asalto, pero antes de ser capturada Leia consigue introducir en el pequeño robot R2-D2, los datos robados al imperio junto con un mensaje.

El mensaje, junto con el propio robot y su compañero C3PO, acaba en manos del joven Luke Skywalker... quien al visionar dicho mensaje, acabará descubriendo su propio pasado y embarcándose en una misión para rescatar a la princesa de las manos del imperio..."

Luke a punto de cambiar su vida para siempre.
Luke a punto de cambiar su vida para siempre.

Star Wars, o La Guerra de las Galaxias como se llamó aquí, es algo diferente de principio a fin, lo fue en su momento y aunque parezca difícil de creer lo sigue siendo a día de hoy. La vi cuando era muy pequeño y me encantó, cada vez que estaba enfermo y me tenía que quedar en casa, cogía la cinta y la veía (junto con las otras dos de la trilogía original) una y otra vez.

Después de unos créditos iniciales donde se te explica brevemente el contexto del mundo donde se va a desarrollar la historia, créditos originales como pocos y que seguramente ya son algo que reconoce hasta gente que no ha visto ninguna de Star Wars, la película empieza directamente metiéndote en la acción. Y es que esa precisamente es una de sus características que más me gusta, el ritmo de esta primera entrega es bastante ágil, vale que también tiene algunos momentos algo más pausados (por lo general no suelen durar mucho), pero condensan un montón de información sobre el universo de Star Wars en muy poco tiempo. Es cierto que se pasa muy de puntillas por cosas como la fuerza, los acontecimientos pasados que llevan al Imperio a ser lo que es, el origen de personajes como Vader, Obi-Wan o los propios Luke y Leia, pero al film no le hace falta profundizar más y funciona muy bien con lo poco que cuenta. Los personajes son magníficos, todos. Y se presentan de una manera magistral, aunque seguramente destaque por encima de todos Darth Vader, un villano que impone desde el primer plano tanto por apariencia como por personalidad. No voy a decir prácticamente nada de la trama, tenéis que disfrutarla por vosotros mismos, pero me llamó la atención que la historia tiene un final bastante cerrado. Es verdad que quedan muchas puertas abiertas con las que se puede seguir la historia, pero la sensación que me dejó ese final es de que no estaban muy seguros de que la película fuese a triunfar y se cubrieron un poco las espaldas por si no podían sacar una continuación.

Técnicamente es una maravilla, sobre todo si se tiene en cuenta el año en el que se rodó. Los efectos especiales (sables de luz, los disparos láser, etc) están muy logrados, tanto los escenarios como las naves son alucinantes en su diseño y quedan genial en pantalla (todo hecho con maquetas... en serio, mataría por estar en el rodaje y ver cómo lo iban haciendo *-*). No suelo hablar de la BSO, pero el trabajo de John Williams es soberbio, la cantidad de temas que se quedan grabados a fuego en la memoria de todo el que ve esta película es muy grande, eso tiene mucho mérito y no es algo que puedan decir muchos.

En conclusión, un peliculón de ciencia-ficción. El inicio del que para mí es uno de los universos mejor creados de la historia, y una recomendación asegurada para cualquier amante de una buena historia repleta de acción y entretenimiento.

El trabajo visual es de chapó.
El trabajo visual es de chapó.

Cuando se estrenó la primera trilogía de Star Wars yo no había nacido, ni era un proyecto, ni nada de nada. Mi infancia no vivió Star Wars, pero siempre fue un mundo que me llamó bastante la atención, pero también siempre me amargó ver 6 películas, xD. Este verano Kou consiguió convencerme y... No me perdonaré nunca haber esperado tanto.

Star Wars tiene un poder de atracción y enganche que no es ni medio normal, te agarra y no te suelta, profundiza en tu alma y te deja la vida patas arriba. Al principio parece como que no, que tampoco es para tanto... Pero cuando te das cuenta, es demasiado tarde, ya no puedes parar de ver, de poner una, otra, otra... Y cuando se acaban, un nudo se aferra a tu garganta, no puedes pensar en nada más... La fuerza entra en ti, el lado oscuro y el luminoso, no sabes por qué decantarte... Darth Vader es tan genial, Luke es tan genial, todos son tan geniales que no sabes si entrenar para Sith o para Jedi.

La trama y el maravilloso guión te mantienen en vilo constantemente, parece que ya no puede pasar nada más, que todo es lo suficiente caótico, y entonces pasa. Las interpretaciones son bestiales, hacen que te lo creas, que te metas totalmente en el papel y sientas lo que ellos sienten. Además, se ve que todos los detalles están tan cuidados, todo medido al milímetro, todo escogido en especial para esta película que la hace tan enormemente irresistible.

Además, el apartado técnico es indescriptible. Las personas que hicieron esto, en la época que lo hicieron, son genios, punto y final. No hay más explicación. Se ve en cada escena que no trabajaban para crear el universo Star Wars, sino que Star Wars estaba dentro de ellos. No me puedo ni imaginar cómo sería trabajar con esos jefazos, pero tenía que ser bestial. Cada vez que pienso que son maquetas hechas a mano, me entran hasta escalofríos.

Una nueva esperanza, Star Wars en general, es un puzle formado por muchos genios que pusieron toda su alma y su corazón en crear algo espectacular, un puzle que encaja a la perfección, un puzle mágico que dará lugar a una de las mejores sagas del cine de todos los tiempos.

El bueno de Obi-Wan ante el lado oscuro.
El bueno de Obi-Wan ante el lado oscuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario