miércoles, 24 de febrero de 2016

[RV] The Binding of Isaac: Rebirth

Frenesí Desbloqueable


Pesadillas aleatorias.
Pesadillas aleatorias.
"Isaac es un niño normal, que vive una vida tranquila, en una casa situada en una colina junto a su madre.

Un día, su madre empieza a oír una misteriosa voz. Esta voz le dice que su hijo es un ser corrupto por el pecado, y que debe salvarlo. Para ello, le quita todas sus posesiones: fotos, ropa, juguetes. Pero esto no es suficiente, y la voz le vuelve a sugerir varias cosas más a las que la madre accede sin rechistar. Isaac acaba escapando de su madre hacia el sótano para salvar su vida, pero allí se encuentra con todo tipo de siniestras criaturas..."

Isaac ataca con lo único que tiene... sus lágrimas.
Isaac ataca con lo único que tiene... sus lágrimas.

Este juego, es sin duda alguna el más cabrón al que he jugado nunca. No lo digo porque tenga una dificultad endemoniada, ni porque vacile al jugador, ni nada por el estilo. Lo que hace que lo califique así es la premisa de la que parte, es cierto que la historia en The Binding of Isaac no es lo principal, ni es súper elaborada, ni siquiera es muy extensa (de hecho se limita a una breve introducción inicial y ya), pero es esencial para entender el mundo por el que se mueve el personaje, sus enemigos e incluso el porqué de sus armas.

Y es que con lo único que puede defenderse el bueno de Isaac, son sus lágrimas. Somos un niño pequeño, desnudo, aterrado, rodeado de engendros y demonios que atormentarían al más valiente, que intenta huir de su madre porque quiere acabar con su vida y que por si fuera poco... solo tiene sus propias lágrimas como única defensa ante todo. Esta es la razón por la que este juego es de lo más cabrón que he visto, estoy seguro de que si tuviese un apartado gráfico más realista... estaríamos hablando de unos de los juegos más terroríficos de la historia. Aún con una historia tan cruda, este juego es de lo más adictivo que he probado. La jugabilidad es sencilla y directa, Isaac va avanzando por diferentes pisos, con un mapeado dividido en habitaciones que se generan aleatoriamente (tanto en su disposición, como el tipo de las mismas, como los enemigos que aparecen en su interior, objetos, salidas, etc), y según va completando pisos se va adentrando más y más en el sótano hasta llegar a un combate final contra su madre o alguno de los diferentes jefes finales del juego.

Este es otro de los puntos fuertes del juego, la increíble variedad de enemigos. En cada piso te enfrentas a innumerables enemigos básicos, y al final de cada uno, siempre te espera un enemigo final. Pero estos enemigos finales de piso, son el equivalente a un subjefe de las mazmorras de The Legend of Zelda, los verdaderos jefes finales son aquellos que te esperan en el fondo del sótano y que aparte de que son mucho más complicados que los otros, son los que te permiten acabar cada partida una vez superados.

Estas son las únicas indicaciones que te da el juego.
Estas son las únicas indicaciones que te da el juego.

Pero la variedad no es exclusiva de los enemigos, el juego está plagado de objetos a conseguir que van modificando las estadísticas del personaje según los vas adquiriendo en la partida (rango de ataque, daño, vida, suerte, cadencia de disparo, etc). Además, el cambio al ir adquiriendo objetos no se limita a las estadísticas, tanto el aspecto de Isaac como el de sus lágrimas también se ve afectado (en tamaño, color, en cualquier aspecto que te imagines o-o), pudiendo acabar con un Isaac con cuernos, un ojo rojo o con una percha clavada en la cabeza entre un número absurdamente elevado de posibilidades.

Aunque lo que realmente consigue engancharte de este juego, lo que hace que le eches una cantidad de horas que no te explicas una vez ves el número en el contador de steam, es todo lo que esconde. Todo lo que hay de inicio para desbloquear te abruma, pero lo mejor, es que el juego consigue que te piques y quieras conseguirlo todo. Se pueden desbloquear jefes finales, varios personajes (algunos con requisitos realmente rebuscados y que son difíciles de conseguir hasta siguiendo una guía), varios desafíos (que son partidas con unas características determinadas de antemano), distintos finales e infinidad de objetos: tanto pasivos (cuyo efecto se añade de forma constante mientras lo mantengas, que incluso dentro de estos están los que se mantienen en tu inventario para siempre y los que no), como activos (objetos que normalmente requieren ser cargados superando habitaciones, y que es el jugador quien decide cuándo usarlos), como consumibles (píldoras, cartas, llaves, bombas, runas). Por haber hay hasta compañeros, que son pequeños seres que te acompañan en la partida, tanto con movimiento libre como orbitando alrededor de Isaac y que también proporcionan diferentes mejoras. En definitiva, una auténtica burrada de contenido.

Si a esto, le añadimos una jugabilidad excelente y desafiante, con un apartado sonoro muy acorde a la temática (tanto en efectos como en BSO) y un aspecto llamativo, algo sencillo, pero eficaz y vistoso... tenemos como resultado un juegazo, adictivo como pocos.

En resumen, me encanta este juego a todos los niveles. El hecho de que todos sus elementos se generen aleatoriamente, hace que cada partida sea una experiencia diferente a la anterior, lo que hace que te aporte horas y horas de diversión. Se lo recomiendo a todo el mundo.

Derrotar a un jefe siempre te aporta objetos y la trampilla del siguiente nivel.
Derrotar a un jefe siempre te aporta objetos y la trampilla del siguiente nivel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario